Retrospectivas efectivas

Innovar ya no es más una opción. La realidad de los mercados globalizados y altamente dinámicos imponen una presión enorme en las organizaciones las cuales deben mejorar contínuamente para seguir vigentes.

No obstante, aunque todas las organizaciones anhelan mejorar de forma contínua, pocas son exitosas haciéndolo.

La mejora continua es un ciclo que inicia con la reflexión de lo que se ha hecho y cómo se ha hecho esto, con la convicción de que quienes realizaron el trabajo son más sabios después de hacerlo y que contínuamente pueden aprender de sus experiencias y aplicar este nuevo conocimiento al trabajo por realizar.

No obstante, muchas organizaciones fallan en crear los espacios de reflexión necesarios para que este ciclo de aprendizaje suceda y aquellas que los tienen, no los aprovechan de forma efectiva y por esta razón terminan abandonando este tipo de esfuerzo y por ende, su oportunidad de mejorar.

Para cambiar esta situación e impulsar la mejora contínua en los equipos y las organizaciones, existe una potente herramienta: La Retrospectiva. Cuando esta se aplica bien, se fortalecen los ciclos de aprendizaje, se impulsa la mejora contínua y se enciende la chispa de la innovación.