¿Y qué te llevas del Agile Open Camp Colombia 2018?

Esta es una pregunta obligatoria después de 3 días de compartir en un evento tan sin igual como lo es un Agile Open Camp.

Estaba en medio de ese ejercicio mental, horas después de la actividad de cierre y compartiendo algunas opiniones con los últimos 5 campers que quedamos en el recinto, y como pasa lo que tiene que pasar, uno de estas personas había venido como alguien “externo” a la agilidad y me intrigó saber su opinión del evento, preguntarle qué encontró desde su perspectiva, en esta su primer experiencia en un evento de agilidad.

Contratos Ágiles: implementando la colaboración con el cliente sobre la negociación contractual

Mientras participaba en el Scrum Day Chile 2015, noté la existencia de un problema bastante recurrente tanto acá como en Costa Rica y otros lugares que he visitado. Por ello he decidido dedicar las siguientes líneas al tema de los contratos cuando se trabaja de manera Ágil.

Y es que a pesar de que el tema está presente en el mismo Manifiesto Ágil, las organizaciones a menudo se olvidan de este valor tan importante:

El fascinante concepto del "Ocuyecto"

Esta será una entrada breve (¡pero provechosa!). En esta ocasión quiero compartirles un fascinante concepto que aprendí en Febrero de este año, cuando fui a apoyar a un equipo de reciente formación en un banco en Nicaragua. 

Ese brillante concepto es el del "ocuyecto". Si nunca lo habías escuchado, sigue leyendo; te aseguro que te resultará interesante y lamentablemente familiar al mismo tiempo...

3 letras para dejar de Procrastinar

3 letras para dejar de Procrastinar

Lunes 8:00 am:

Empiezo la semana con mucha energía, hago caso a las recomendaciones de las personas altamente efectivas de no empezar el día leyendo correos, sino planeando la semana, hago mi lista de tareas pensando en qué genera valor, las priorizo y me siento en capacidad de comerme al mundo.

Veo de reojo la lista de tareas y veo al menos una que es menos "sexy" que todas las demás, aunque es importante, me da pereza empezarla.

Lunes 5:00 pm:

Esa tarea importante pero poco sexy, "no se pudo hacer", culpo a las reuniones, a las interrupciones, en fin... mañana será otro día.

Martes 8:00 am:

De hoy no pasa, lo hago o me dejo de llamar <inserte su nombre aquí>...

Martes 5:00 pm:

Bueno, mañana sin duda lo hago. Es que lo que mandó el jefe era de carácter inmediato.

Viernes 5:00 pm:

¡Qué desgracia, voy a tener que trabajar el fin de semana...!

¿Les suena familiar?

Claro, a todos nos ha pasado alguna vez, y es que es un tema que trasciende la actitud, es natural dejar para después lo que no nos gusta hacer.