Por si acaso...

Por si acaso: “Expresión que denota una eventualidad o suceso eventual”

“Lo que me tiene agobiado, es la cantidad de correos que tengo sin leer, y saber que no los voy a poder leer y clasificar como quisiera en la próxima semana, por lo que ese número va a crecer inevitablemente.”

Me pude identificar con la situación de Juan, me había pasado más de una vez, y sentí la misma frustración que él sentía en ese momento.

Durante la sesión de coaching, Juan (nombre ficticio para proteger la identidad del cliente) llegó a la conclusión de que no iba a pasar nada si filtraba por personas importantes, temas críticos, los leía y luego marcaba el resto de sus correos como leídos.

Fue una buena sesión y evidentemente hay un contexto alrededor de esa situación que es relevante para que Juan llegara a esa aseveración, sin necesidad de entrar en detalles de ese contexto, este ejemplo es útil para exponer el punto:

Pasamos guardando “por si acasos”…correos sin leer (por si acaso hay algo importante entre alguno de esos más de 1,000 correos), cosas en el armario, en la cochera, en el escritorio…por si acaso.

La carga mental que esto genera es devastadora, pues siguiendo con el caso de Juan, el ritmo de correos diarios supera el ritmo de lectura.

Cada vez que salimos de una reunión, y volvemos a ver el inbox, la frustración crece y queramos o no, sabemos que en la noche y el fin de semana habrá que ponerle ganas para salir de tal vez, unos 200 correos, que al otro día antes del medio día estarán ahí de nuevo.

Hablando del tema de saturación de correos con mi esposa, recordamos de al menos una ocasión en la que marcamos como leídos todos los correos en nuestro inbox como un esfuerzo desesperado para tener paz mental de no ver 1000+ correos sin leer.

Una vez, me comentó ella, “agarré todos los correos y los moví a un folder que llamé por si acaso, y viendo en retrospectiva, me hizo gracia que nunca tuve que ir a buscar un solo correo ahí”

En nuestro trabajo, ¿qué otras cosas estaremos guardando por si acaso?

En el día a día, ¿qué comportamientos que ya no nos son útiles, estaremos guardando por si acaso?

En nuestra vida, ¿cuántas cosas guardamos por si acaso...y nunca volvemos a ese folder?

Es tiempo de empezar a soltar, a dejar ir todo aquello que nos llena el inbox mental y no nos deja seguir en paz. Si no agrega valor, no lo sostengamos más.

El vaso, sin importar si está medio lleno o medio vacío, no pesa por el agua que tiene dentro, pesa porque no dejamos de sostenerlo.

Te invito a soltar eso que te pesa y no te agrega valor, de todas formas, solo lo llevas “por si acaso”.

 

Algunas veces aferrarse, hace más daño que soltar.

Algunas veces aferrarse, hace más daño que soltar.